Quien es Juana de Arco


Juana de Arco nace en 1998 en el barrio de Palermo Viejo, Buenos Aires, Argentina, de la mano de Mariana Cortés, diseñadora de la U.B.A. y artista Inspirada en la naturaleza, el arte y recuperando técnicas textiles latinoamericanas, para cada colección Mariana dibuja los textiles que se estampan a mano en una variedad infinita de color y convierten cada prenda en una pieza única. Actualmente, Juana de Arco cuenta con tiendas en Buenos Aires y Japón; sus productos también se comercializan en distintas ciudades de, Estados Unidos y Europa. 

Los cuatro pilares de nuestro ADN




Dibujos exclusivos estampados a mano


Todas nuestras telas están estampadas a mano con diseño de Mariana Cortes. Con más de 18 años de existencia Mariana ha diseñado más de 150 estampados que vas a descubrir en nuestras telas.

Podes ver algunos de los estampados acá.

El estampado a mano es clave en el ADN de nuestro diseño dándole una mano artesanal a la prenda.




Prendas únicas


En Juana de Arco nos gusta decir que nuestros productos son como nuestras clientas: únicos. Vas a encontrar que cada pieza de Juana de Arco tiene una combinación de estampas y colores que la hace distinta, todas son únicas, (como vos ).


El el video, podes ver como es nuestro proceso de creación y producción de las prendas únicas.




Diseño eco-consciente

Desde la creación de la marca en 1998 Mariana focalizo en construir una empresa amigable con el medio ambiente y por eso que se propuso tener una política de minimizar los residuos que generamos.

Empezó a diseñar productos hechos con los retazos de la producción y así surgió la línea NIDO que hoy incluye ropa interior, shorts, vestidos, collares, alfombras y muchos otros productos hechos con retazos.

 Nos encanta decir que la línea NIDO es nuestra línea más exitosa, un ejemplo que se puede diseñar de forma amigable con el medio ambiente.




Proyecto Namaste

Socialmente responsable


Constantemente buscamos ayudar a la comunidad. En la crisis Argentina del 2001 generamos PROYECTO NIDO que consisitía en dar trabajo a los maridos de nuestras costureras que se habían quedado sin trabajo. Enseñándoles técnicas simples de confección y creando la línea de productos NIDO para que ellos confeccionen. En la crisis del Coronavirus generamos PROYECTO NAMASTE. El proyecto consiste en que por cada tapaboca que los clientes nos compran donan uno a través de ONGs. De esta forma se logra quíntuple impacto: el cliente se cuida, cuida a su entorno, ayuda a una costurera, ayuda a personas con necesidad (a través de la ONGs) y ayuda a una PYME (Juana de Arco).